Antecedentes y constitución

La práctica del remo tuvo siempre gran arraigo a lo largo de toda nuestra costa vasca, como consecuencia natural de haber sido útil de trabajo de nuestra gente marinera. De ahí que, para un sector importante de nuestra juventud, su práctica encajaba preferentemente en sus inquietudes deportivas.

Pero tal práctica la reservaban exclusivamente para el banco fijo, con sus bateles y traineras, sin que parecieran calar las posibilidades del banco móvil, con sus yolas de mar, etc., que entonces consideraban como modalidad de "señoritos", acaso consecuencia de sus particularidades y del mayor coste de las embarcaciones.

Tales premisas coincidían en el momento en que un grupo de amigos que practicaban el remo bajo los auspicios del AMAIKAK-BAT, y más adelante, del Club JOLASTOKIETA, pensaron, al disolverse esta última sociedad, tomar en serio la continuidad de su práctica deportiva, y así lograron señalados triunfos, entre los que pudiera destacarse el Trofeo "Elkano", ganado en la regata organizada por el Ayuntamiento donostiarra con motivo de las fiestas conmemorativas del Centenario de tan ilustre marino.

Pero, parece ser que la falta de organizadores de este tipo de regatas, ofrecía escasa continuidad, y ello hizo que el grupo orientara su práctica deportiva a la posibilidad de hacerlo en "banco móvil", es decir, con "yolas de mar". Tenía la novedad de su carro en movimiento como forma de remar, y ofrecía el aliciente de que su práctica tenía un ámbito más amplio, tanto nacional como internacional, y con ello la posibilidad de un mayor número de regatas y actuaciones.

Así, después de infructuosas gestiones para el logro de una yola, pero ilusionados por la idea, decidieron construirla por sus propios medios, como ya antes lo hicieron con sus bateles "Askatasuna", "Euskotarrak", y "Nai-Degu". Pero carentes de planos e información técnica adecuada, lo logrado bajo el signo de la improvisación fue una yola, la "Euskotarra", que resultó una verdadera gabarra, y que en su primera participación ofreció un papel muy poco airoso.

Pero aún así, el ambiente era muy propicio y la ilusión extraordinaria. El grupo decidió constituirse en sociedad deportiva para la práctica del remo "amateur", con dedicación preferente al banco móvil. Con tal fin se iniciaron las oportunas gestiones, y se confeccionó el Reglamento por el que habría de regirse la Sociedad, que debidamente aprobado por la autoridad gubernativa, dio paso a la constitución de UR-KIROLAK.

El día 13 de Octubre de 1922, reunidos en el sótano de la casa nº7 de la calle Príncipe, de Donostia, los señores:

JUAN LANDABEREA, JOSE ECHEVERRIA, JOSE EGURBIDE, EUSTAQUIO EGURBIDE, LUIS ECHEVERRIA, IGNACIO URANGA, RAMON ARISTIGUIETA, AQUILINO ECHEVERRIA, LUIS ZUBILLAGA e IGNACIO LERCHUNDI, constituyeron la nueva sociedad denominada SOCIEDAD NAUTICA DEPORTIVA “UR-KIROLAK”, cuya primera Junta Directiva estuvo formada por:

PRESIDENTED. Juan Landaberea
VICE-PRESIDENTED. José Egurbide
TESOREROD. Ignacio Uranga
SECRETARIOD. Luis Echeverría
VOCALESD. Aquilino Echeverría
D. Ramón Aristiguieta
D. Luis Zubillaga

estableciendo el local social provisional, en la calle Urdaneta nº 4-1º, domicilio del Tesorero.

UR KIROLAK 1922 - Historia